Dónde poner las llantas nuevas

Cuando necesitas reponer  las llantas de tu automóvil, es recomendable cambiar las cuatro llantas  al mismo tiempo; sin embargo, en ocasiones no es posible hacerlo así, debido a que el costo es alto o tal vez no es necesario porque no todas las llantas se desgastan de la misma forma, velocidad y tiempo. Entonces, si decides cambiar solo algunas de las llantas, es importante que sepas que lo mejor es cambiarlas en pares y no sólo una de ellas, a menos claro que se haya dañado por algún pinchazo o banquetazo, cuando estaban relativamente nuevas.

Pensemos que dos de los neumáticos se han desgastado o están deteriorados, por lo que se deben reemplazar; lo primero que debe se saber es que los neumáticos nuevos deben ser idénticos o similares a los que tiene instalados; es decir qué tengan las mismas características que los actuales..

¿Dónde es mejor poner las llantas nuevas?

La tradición y costumbre dicne que lo mejor es instalar los neumáticos nuevos en la parte delantera, sin embargo, la mejor recomendación es que que los neumáticos nuevos se instalen en la parte trasera. Lo anterior se debe a que al montar los neumáticos nuevos en <!–more [Leer mas...]el eje trasero, se logra equilibrar la adherencia entre los dos ejes y así aumentar su seguridad al mantener una adherencia y tracción óptima en el eje trasero Dicho en otras palabras cuando se instalan llantas nuevas en la parte trasera del auto, se ayuda a reducir la posibilidad de que el vehículo colee y pierda la estabilidad en condiciones mojadas..

Si el desgaste de las llantas no fué uniforme, , no dudes en preguntar en el taller, el  por qué uno de los neumáticos se ha desgastado más rápido que el otro; principalmente se  puede deber a una mala alineación, un balanceo inadecuado o incluso a que los amortiguadores ya no funcionan correctamente, entre otras posibles razones.

Se recomienda cambiar las llantas en pares  (de dos en dos), colocarlas ambas en el eje trasero y dejar las dos mejores llantas usadas en el eje delantero; el motivo principal es  con la intención de que la tracción y agarre de ambas llantas sea uniforme, y así evitar el desgaste desigual en las llantas, además de evitar que la unidad tenga una tracción dispareja.